Como bufete de abogados con mucha experiencia en accidentes de tráfico en Fuenlabrada y en otros asuntos judiciales tenemos que advertirte que quien no pague la pensión alimenticia de sus hijos sin causa justificada puede acabar dando con sus huesos en la cárcel.

No se trata, ni mucho menos, de un juego, no pagar es un delito muy grave que puede acarrear una pena de privación de libertad de entre 3 meses y un año, o la imposición de una multa a pagar durante un periodo de tiempo comprendido entre 6 y 24 meses. Si el castigo fuera de 10 euros al día durante 6 meses, la cifra total a abonar sería de alrededor de de 1800 euros.

Recuerda que es un deber con el que hay que cumplir. Aquellos que tengan la tentación de no respetar lo que se establece en el convenio regulador de separación o divorcio o en la sentencia dictada por un juez, lo mejor que pueden hacer es aparcar el orgullo y cumplir con su obligación cívica de padres. Acatar la ley es algo que debe hacerse siempre, cuando se producen accidentes de tráfico en Fuenlabrada o cuando acontecen otro tipo de asuntos judiciales.

En caso de impago de la pensión reconocida legalmente a los hijos o a la madre de estos, la parte agraviada queda facultada para invocar el artículo 227 del Código Penal, que recoge la posibilidad de solicitar pena de cárcel para quienes estén sin pagar dos meses consecutivos o cuatro alternos.

Un extremo al que no habría que llegar porque lo lógico es que los padres se ocupen de alimentar, vestir y educar a sus hijos, sin que fuera necesario que lo ordenase ningún texto jurídico.

Es lo que a diario recomendamos a nuestros clientes en Sánchez-Alarcos Abogados, porque consideramos que lo natural es que los padres cumplan con sus hijos.