Con la crisis económica de los últimos años, se han hecho frecuentes los casos de personas que acuden a nuestro despacho de abogados laborales en Fuenlabrada para iniciar los trámites para reclamar salarios adeudados por las empresa. El problema se da cuando hay compañías que se ven obligadas a cerrar y se declaran en quiebra, sin posibilidad de pagar las nóminas a sus trabajadores, que se ven sin empleo y encima sin cobrar lo que les deben desde hace meses.

Para esos casos, existe el conocido como FOGASA, el Fondo de Garantía Salarial, que es el que se encarga de abonar a los empleados las indemnizaciones, salarios, despidos o finiquitos en caso de sentencia judicial, cuando la empresa se declara insolvente o en concurso de acreedores. En Sánchez - Alarcos & Abogados no podemos reclamar al FOGASA desde el principio, sino que para poder acudir a este fondo especial hay que agotar la vía judicial ordinaria, a excepción de los casos en que la empresa se declare en concurso de acreedores.

En nuestro despacho de abogados laborales en Fuenlabrada estamos habituados a tramitar este tipo de procedimientos para los que hay de plazo máximo un año a partir del acto de conciliación o de la sentencia judicial. Para iniciar el proceso basta con rellenar un formulario oficial, acompañado de un documento que acredite la insolvencia de la empresa correspondiente.

A partir de ese momento, la ley establece que se ha de cobrar en un periodo máximo de tres meses a partir de la resolución del expediente, es decir, una vez se compruebe la veracidad del caso por parte de la Administración, aunque desgraciadamente esos plazos no se suelen cumplir y llegan a ser de un año.