En un accidente a veces la culpa no es únicamente de una sola persona, sino que puede existir una concurrencia de culpas. Nuestros abogados expertos en accidentes de tráfico en Fuenlabrada te lo cuentan a continuación.

En algunas ocasiones los siniestros de tráfico se producen por el agregado de culpas del responsable, la propia víctima, etc. Como procedemos a explicarte en el blog de nuestro despacho experto en accidentes de tráfico en Fuenlabrada, ello influye a la hora de cobrar la indemnización correspondiente.

Así, imaginemos que la víctima ha tenido parte de culpa en el siniestro porque no llevaba abrochado el cinturón de seguridad y eso influyó en el percance y en la agravación de sus lesiones.

En ese caso, la indemnización a la que tiene derecho se verá reducida en función del porcentaje de influencia que haya tenido esa acción u omisión en la producción del siniestro o la agravación de sus consecuencias.

Es decir, si se calcula que víctima y responsable civil son igualmente culpables (al 50% cada uno), la víctima solo tendrá derecho a cobrar el 50% de la indemnización que le corresponda en función de los baremos objetivos que prevé el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre.

Sin embargo, la ley protege a las víctimas de un accidente de circulación estipulando un límite a la concurrencia de culpas. La culpa de la víctima no podrá superar nunca el 75%. De este modo, se pretende garantizar que la víctima reciba una indemnización de como mínimo el 25% de la cantidad que le corresponda en función de los baremos del Real Decreto. Así se evita que las víctimas queden con secuelas y desamparadas.

En Sánchez-Alarcos Abogados te asesoraremos en todo lo relativo a indemnizaciones por accidente, así como en derecho administrativo, bancario, de familia y de sucesiones.