En todas las empresas, independientemente de su tamaño, llega un momento en el que es preciso contar con la ayuda de un despacho de abogados laborales en Fuenlabrada porque hay que despedir a un empleado. Puede ser por causas económicas, por razones disciplinarias o, simple y llanamente, porque su contrato temporal ha cumplido sus plazos, pero la cuestión importante es que el empresario debe contar con un buen asesor para que revise que se ha preparado adecuadamente la documentación.

Cualquier despacho de abogados laborales en Fuenlabrada te explicará que un despido debe ser comunicado siempre por escrito y que en ese escrito han de figurar las causas por las que se pone fin a la relación laboral y la fecha exacta desde la que esa decisión es efectiva. El empleado, por su parte, ha de firmar una copia de esa notificación para que quede constancia de que la ha recibido.

Además de la carta de despido, que conviene que sea revisada por el abogado para evitar posibles problemas posteriores, se le debe entregar al empleado una serie de documentos entre los que destacan el finiquito, y los papeles necesarios para que pueda inscribirse en el paro lo más rápido posible. En el finiquito se detallarán las cantidades de dinero que, hasta la fecha del despido, estén pendientes de cobrar por el empleado y en ellas se incluirán los días trabajados desde la percepción del último salario, la parte proporcional de las pagas extraordinarias y las vacaciones que aún no haya disfrutado así como la indemnización que le pudiera corresponder.

En Sánchez - Alarcos & Abogados sabemos que la comunicación de un despido no es una tarea sencilla y por eso te ofrecemos nuestra experiencia para hacer más sencillos los trámites.