Si te gusta aprender acerca de los temas del despacho de abogados en Fuenlabrada, este artículo pone en valor uno fundamental del derecho laboral.

Los expertos en el ámbito del despacho de abogados en Fuenlabrada tienen claro que cumplir la ley en las contrataciones es imprescindible.

Sin embargo, la realidad, sobre todo tras la crisis que atravesó España desde 2008, demuestra que esta legalidad no siempre se cumple. Son diversas las malas prácticas que, en este sentido, han sido detectadas en la contratación temporal. Algunas de ellas incluso se han encadenado en un mismo trabajador.

Según el ordenamiento jurídico español, un contrato temporal siempre ha de venir precedido de una relación laboral cuya causalidad lo justifique. En caso contrario, siempre has de optar por el contrato indefinido. Si se contraviene esta causalidad, el empleador se arriesga a ser denunciado por el trabajador afectado o de oficio por parte de los inspectores de trabajo que hayan abierto una investigación en la empresa.

Así que, si quieres que las contrataciones temporales se hagan en condiciones óptimas, es importante que las situaciones en las que se produzcan tengan que ver con las siguientes. Toma nota de ellas:

- Obra y servicio: Es una clase de contrato que dura hasta que acabe la iniciativa que lo ha motivado.

- Circunstancias de la producción: Se trata de un tipo de contrato que se utiliza en periodos concretos, cuando es necesario un aumento de la plantilla para dar respuesta a unas necesidades de demanda más grandes de algún producto o servicio.

- Vacante: Se formaliza esta contratación cuando provisionalmente una persona debe abandonar la plaza que le pertenece y se requiere su sustitución por otra mientras se prolongue su ausencia.

En Sánchez - Alarcos & Abogados te daremos el asesoramiento que necesites para que tus contrataciones temporales sean realizadas de forma completamente legal.