En la actualidad, una de las principales razones para recurrir a abogados laborales en Fuenlabrada son los despidos improcedentes. Los trabajadores pierden su puesto y, aunque sospechan que no es legal, no están seguros al cien por cien.

Así pues, este artículo contiene las claves para que puedas diferenciar este tipo de destituciones. Ante todo, recuerda que si tienes la sospecha de que tu cese no es legal, lo mejor es que acudas a abogados laborales en Fuenlabrada. Estos profesionales te ofrecerán el asesoramiento que necesitas.

La rescisión de tu contrato se considera improcedente en los siguientes casos:

- El empresario no da suficientes razones para proceder al despido, estas no aparecen en la carta de despido o no tienen la gravedad necesaria para tomar esta medida.

- No se han cumplido las formalidades que estipula la ley. Por ejemplo, si no se te ha entregado una carta de despido o no se te ha comunicado verbalmente y posteriormente de forma escrita. También afecta la falta de fecha de efectos de esta rescisión de contrato, entre otros factores.

- En el caso de trabajadores que representen a otros empleados, si se omite el expediente contradictorio. Para quienes estén afiliados a un sindicato, si faltase la audiencia de los delegados sindicales.

En caso de que te encuentres en esta situación, tienes que saber que el empresario tiene dos opciones. La primera es restituirte en tu cargo y pagarte todos los salarios de tramitación.

En segundo lugar, se podría mantener el despido, pero tendrían que indemnizarte. Si tu contrato es anterior a 2012, tendrían que abonarte el equivalente a 45 días de salario por año trabajado hasta dicha fecha. A partir de ese año, te deben pagar 33 días de salario.

En Sánchez-Alarcos & Amaya Abogados somos expertos en derecho laboral y podremos asesorarte sobre tus opciones. Contacta con nosotros y no te arrepentirás.