Los accidentes de tráfico en Fuenlabrada pueden tener varios responsables. Puedes serlo tú, un tercero o la Administración. En el artículo te recomendamos estrategias para demostrar la responsabilidad de la Administración si has sufrido un accidente por el mal estado del firme.

Existe amplia jurisprudencia acerca de la posibilidad de recibir compensaciones por parte de la Administración en caso de accidente y, de hecho, la propia Constitución Española reconoce este derecho en el artículo 106. Sin embargo, el principal problema está en demostrar fehacientemente que el siniestro se ha originado por el mal estado del firme de la carretera.

En este sentido, el atestado es un documento de importancia capital, pero no el único. Te recomendamos que tomes fotografías en el momento del siniestro que queden reflejadas por día u hora; si es posible, te convendrá tener testigos que acrediten el estado de la vía. Los especialistas en accidentes de tráfico en Fuenlabrada son conscientes de que, por principio, la Administración intentará eludir su responsabilidad, buscando fallos del conductor o defectos de forma en el proceso.

Por orden de prioridad, los informes que provengan de un organismo de la Administración tendrán validez preferente porque a un policía como autoridad pública se le presupone presunción de veracidad. En segundo lugar, los informes de parte tendrán importancia siempre y cuando cuenten con un perito acreditado o con un soporte documental que se considere válido.

Finalmente, es importante indicar que, para conseguir el éxito en la reclamación, es conveniente tener el asesoramiento de un letrado desde el principio porque te indicará cómo gestionar el pleito. De esta forma, las posibilidades de conseguir la indemnización aumentarán.

En Sánchez-Alarcos Abogados ofrecemos un servicio multidisciplinar, estando especializados en todo lo referente a accidentes de tráfico. Estamos radicados en Fuenlabrada y prestamos asistencia letrada en las jurisdicciones civil, penal, contencioso-administrativo, mercantil y social.