En nuestra amplia trayectoria como abogados de familia en Fuenlabrada, hemos podido participar en numerosos casos de crisis o problemas hogareños. Es por eso, que queremos aprovechar este post para explicaros un poco más profundamente en qué consiste exactamente esta figura profesional.

Como sabrás, un abogado es una persona que está capacitada para ejercer la defensa jurídica de una de las partes durante un proceso judicial. Para ello, este tipo de profesional debe contar autorización para ejercer, así como estar inscrito en un colegio de abogados. Un abogado de familia, además de los cometidos anteriores, deberá actuar como un asesor jurídico en todos y cada uno de los temas que involucren al núcleo familiar.

Gracias a nuestra experiencia como abogados de familia en Fuenlabrada, hemos podido constatar que uno de los principales problemas, por los que más clientes acuden a nosotros, es por temas de herencias y sucesiones. Estamos hablando de un caso que, de vez en cuando, provoca tiranteces entre familiares. Además, junto a esto, esta clase de profesional está capacitado para funciones testamentarias, dando validez a cualquier deseo de sucesión.

Los abogados de familia serán los más indicados para ejercer la representación en casos de tutelas o si se quisiera realizar o iniciar algún trámite para la adopción. Además, lógicamente, podrán interceder y asesorar en procesos de separación, custodia de los hijos o pensiones alimenticias. De la misma manera, intercederán para realizar una correcta liquidación de los bienes gananciales y del patrimonio conyugal, así como la separación de bienes previa al matrimonio.

En Sánchez & Alarcos Abogados somos especialistas en llevar todo tipo de casos de familia. Nuestros expertos te asesorarán de la manera más profesional, resolviendo eficazmente cualquier duda que pudieras tener.